miércoles

Y mientras cabalgaba...





“Y mientras cabalgaba,

mi corazón resonaba en los pasos sobre el prado húmedo

resonaba en el resoplar y el tascar del freno de mi caballo tordo,

y una dicha inefable iluminó mi corazón,

y supe que si dejaba ahora este mundo,

caería en el paraíso”.



Barón de Münchausen

7 comentarios:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Creo que el Barón de Münchausen debía tener mucha razón.
Debe ser un placer cabalgar por un llano, un desierto, un prado, y sentir la unión hunmano-animal.

Un fuerte abrazo, Carmen.

Remei dijo...

Gracias por esta fotografía y tus palabras...una dulce emoción...
Un abrazo.

bluoso dijo...

Bellissima immagine e citazione di grande intensità. Buon Anno e un caro saluto. Luigi.

Dirk De Laet dijo...

tiene un ojo para la belleza
saludos gracias

Jota Ele dijo...

Tiene la fotografía un aire de ensoñación que invita a cabalgar a lomos de un brioso corcel.

Pese a que mi experiencia en este sentido tenga poco de ensoñación.

Besos.

Elvira dijo...

¡Qué chula, querida Carmen! Besos

ANRAFERA dijo...

Excelente fotografía, muy sutil.
Saludos.
Ramón

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Se ha producido un error en este gadget.