sábado

A su esplendor, el pinar verde se agria, vagamente enrojecido...

O Vicedo, Lugo




La cumbre. Ahí está el ocaso, todo empurpurado, herido por sus propios cristales, que le hacen sangre por doquiera. A su esplendor, el pinar verde se agria, vagamente enrojecido; y las hierbas y las florecillas, encendidas y transparentes, embalsaman el instante sereno de una esencia mojada, penetrante y luminosa.

Yo me quedo extasiado en el crepúsculo. Platero, granas de ocaso sus ojos negros, se va, manso, a un charquero de aguas de carmín, de rosa, de violeta; hunde suavemente su boca en los espejos, que parece que se hacen líquidos al tocarlos él; y hay por su enorme garganta una pasar profundo de umbrías aguas de sangre.



El paraje es conocido, pero el momento lo trastorna y lo hace extraño, ruidoso y monumental. Se dijera, a cada instante, que vamos a descubrir un palacio abandonado... La tarde se prolonga más allá de sí misma, y la hora, contagiada de eternidad, es infinita, pacífica, insondable...
-Anda, Platero...


(De “Platero y yo”)


Juan Ramón Jiménez



.

11 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Me gusta mucho la composicion de esta foto y sus colores ...el texto me trae muchos recuerdos de mis años de estudiante.

Gracias por estas bellas enttradas.

Besos

Jota Ele dijo...

Te has puesto tierna hoy con este simpático y entrañable Platero.

Me gusta la foto y, ¡cómo no!, el maravilloso texto de Juan Ramón.

Un beso grande, Carmen.

Elena dijo...

Hola Carmen, entre la imagen tan bonita, el lugar, Lugo donde nací, la música celta y el texto de Juan Ramón Jiménez, poeta que adoro, casi podría afirmar que es mi preferido,he podido disfrutar de un ratito maravilloso. Placeres que alegran el alma. Besiños querida amiga.

Goathemala dijo...

Desconocía este espacio tan especial y de inmejorable título.

Bueno, a mí me pasó lo que casi a toda mi generación, que leímos Platero de jovenes y nos marcó.

Un abrazo.

elena clásica dijo...

Un texto de una belleza tal que alcanza la plenitud del universo y de la vida. Juan Ramón desatado. La fotografía es preciosa, bien el viene a ese nuevo Platero, al que niño contempla extasiado, este homenaje.

Besazos.

Semi dijo...

Platero y Yo, me marcó en el bachillerato, ahora... he vuelto a recordar aquel comentario de texto, que en primera persona cual Platero, me atreví a enjuiciar la narrativa y la prosa poética de mi autor. No fue bien visto...pero a otra cosa, la foto tierna y sutil. Tu, siempre sorprendiendo.Un abrazo

Abedugu dijo...

El "Platero" de la fotografía es precioso al igual que toda la composición de la misma, y del texto ¿qué decir?, es entrañable.
Un abrazo

carlos guerrero dijo...

Preciosa combinación de imagen y palabra. Me encanta este blog. Volveré por aquí.

El tejon dijo...

Acabo de descubrir este blog, me ha fascinado, no se que me gustan más si las fotos o los textos.
yo tambien volveré, un saludo.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Huy, qué agradable sorpresa me llevo con este nuevo blog tuyo, donde todo es belleza, como en los otros dos. Pasear por tu espacio es hermoso y sosegado, me uno ya a esta nueva aventura, querida amiga. Un beso fuerte.

Juan Antonio Torrón Castro dijo...

Me gusta este blog, las imágenes son preciosas y esta de Platero más, al ser de Lugo (a miña terriña).

Un saludo.-

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Se ha producido un error en este gadget.